El aceite de oliva, tu mejor antioxidante

Las propiedades beneficiosas del aceite de oliva han quedado ampliamente demostradas, su poder antioxidante viene dado gracias a su composición, rica en ácidos grasos monoinsaturados, vitamina E y polifenoles.

El aceite de oliva virgen extra es un alimento funcional con un alto contenido en ácidos grasos monoinsaturados, como el ácido oleico; vitamina E y polifenoles, que aportan propiedades antioxidantes y hacen que el aceite de oliva tenga un papel protector frente al envejecimiento celular o problemas cardiovasculares, con capacidad para disminuir el colesterol malo (LDL) y aumentar el bueno (HDL).

¿Qué son los antioxidantes y el estrés oxidativo?

La oxidación es una reacción química natural que se produce continuamente en el interior del cuerpo y forma parte del proceso de envejecimiento celular. La oxidación da lugar a la formación de radicales libres que, por lo general, no causan daños graves gracias a la protección proporcionada por los antioxidantes, que ayudan a mantener un equilibrio natural. Sin embargo, cuando el equilibrio se rompe por falta de antioxidantes, se produce el llamado “estrés oxidativo”, que puede llevar a un deterioro de las funciones celulares normales o incluso la muerte celular.

Las membranas celulares contienen una gran cantidad de grasa y colesterol en su composición, la calidad de las grasas y el tipo de colesterol irán en función de nuestra dieta. Incluir aceite de oliva virgen extra Maeva contribuye a que las células sean más resistentes frente a la oxidación y su envejecimiento sea más lento. Esto es debido a que el ácido oleico es poco susceptible a la oxidación gracias a tener unos radicales libres proporcionales al número de antioxidantes del compuesto.

El mejor aceite para frituras

A la hora de cocinar, el aceite de oliva virgen extra se convierte en el protagonista de una dieta mediterránea. Es clave para aliñar ensaladas, preparar sofritos o guisos y, por supuesto, para freír. Gracias a su alto contenido en compuestos antioxidantes, es más estable que otros aceites del mercado. Produce menos compuestos tóxicos al freírse y tardan más en aparecer en comparación con otros tipos de aceite disponibles en el mercado. Los agentes antioxidantes del aceite de oliva virgen extra ayudan a que éste sufra una degradación más lenta y en menor grado que los demás.

Investigadores de la Universidad de Jaén, en colaboración con la Universidad de Oporto, han demostrado que el aceite de oliva virgen extra presenta una mayor resistencia al proceso de fritura que otros tipos de aceite, incluso conserva un valor nutricional bueno y consecuentemente, existe un mayor aprovechamiento por parte de nuestro organismo.

Beneficios de los agentes antioxidantes para nuestra salud

Estudios recientes han demostrado que las propiedades antioxidantes del aceite de oliva virgen extra lo convierten en un alimento clave en el proceso de envejecimiento celular. Su consumo continuado acompañado de actividad física juegan un papel fundamental en nuestra salud.

Numerosas investigaciones corroboran las ventajas de una alimentación rica en fruta, verdura y en la que gran parte de la grasa procede de pescado y aceite de oliva. Entre los beneficios asociados a una dieta claramente mediterránea, se encuentra una menor presencia de enfermedades cardiovasculares.

Consumir aceite de oliva virgen extra Maeva es la mejor manera de preservar la fuente de vitaminas y antioxidantes en nuestro organismo. Este alimento nos beneficiará tanto por dentro como por fuera, ya que debido a su contenido en vitamina E, ayudará a mantener la elasticidad y suavidad de nuestra piel, previniendo el envejecimiento prematuro de la piel. Se puede usar dentro del campo de la belleza en mascarillas y peelings exfoliantes, que aportarán hidratación sin dañar nuestra piel con productos químicos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.