La sequía ha reducido la producción del olivar de secano

Ya ha arrancado la campaña de recogida de la aceituna, y lo hace con unas previsiones poco halagüeñas para el sector por la grave sequía que está sufriendo toda España. La lluvia llega tarde, y no para quedarse, lo que está provocando que la producción se vea afectada, sobre todo en los olivares de secano, como informan varias organizaciones agrarias.

En Aceites Maeva, una de las mayores productoras y exportadoras del mundo, saben bien las consecuencias de dos campañas consecutivas de sequía. Ésta afecta sobre todo a la zona oriental de Andalucía, que en seis meses, ha visto llover dos días contados y eso, como todos sabemos, no es una garantía para nuestros olivos, que ya sufrieron la falta de lluvia la campaña anterior y han superado un verano de temperaturas extremas.

Los agricultores comienzan la campaña de recogida de la aceituna con la previsión de que será corta y de menor producción como consecuencia de la sequía. Aún así, ésta contribuye a compensar la baja producción con un rendimiento mayor de la aceituna. Las pérdidas afectarían tanto a la producción como en el rendimiento graso de la aceituna con respecto a la media, pero no a la calidad, a la que no le afecta la escasez de agua.

“A menos agua mayor rendimiento, pero menos producción”

La lluvia que caiga a partir de ahora, poco puede arreglar el desastre en los olivares andaluces, pero ayudará a reponer a los árboles de cara al año siguiente. Otra campaña igual de seca que esta, y los olivos no lo resistirán.

El primer aforo del olivar en Andalucía para la campaña 2017-2018 elaborado por la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural prevé la recogida de 4,3 millones de toneladas de aceituna para molturar y la obtención de unas 884.900 toneladas de aceite, según el consejero de Agricultura, Rodrigo Sánchez Haro, quien ha explicado que esta cantidad de aceite es un 15,8% inferior a la de la campaña 2016-2017 y se sitúa un 7,7% por debajo de la media de las últimas cinco campañas. Esta caída obedece, sobre todo, a las elevadas temperaturas registradas desde la primavera y a la escasez de lluvias. Pese a ello, el responsable agrícola autonómico confía en que el sector afiance un liderazgo que quedó “claramente de manifiesto” en el último ejercicio con unas exportaciones, entre octubre y agosto, por valor de más de 2.500 millones de euros.

España es el principal productor de aceite del mundo con un 44,2% del total, seguido de Italia con un 15% y Grecia con un 9%. En total, según los datos del Ministerio de Agricultura, hay 280 millones de olivos en nuestro país. El año pasado la producción ascendió a 1.096.900 toneladas. La media de los últimos años es 1,25 millones de toneladas. El 60% de la producción se exporta, a más de 100 países. Andalucía es la comunidad que más aporta a este liderazgo, cuenta con 1,56 millones de hectáreas repartidas entre alrededor de 170.000 explotaciones, según los datos del censo agrario, además de 844 almazaras, 657 envasadoras de aceite, 40 orujeras, 13 refinerías, 219 entamadoras y 115 envasadoras de aceituna. La mayor superficie de aceituna para almazara se encuentra en Jaén (586.000 hectáreas). En cuanto a la aceituna de mesa, sobresale Sevilla, con 134 entamadoras que representan en torno al 60% del total de la comunidad autónoma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.